Motivos para ir al dentista

  • Si le faltan muelas y las tiene sin reponer
  • Si sus prótesis dentales tienen más de 10 años
  • Si nota que los dientes se le han desgastado o empequeñecido en las últimos años
  • Si se le mueven los dientes o tiene las encías muy enrojecidas o hinchadas y le sangran al cepillarse o morder.
  • Si se le producen flemones en las encías
  • Si tiene heridas frecuentes por mordeduras o úlceras (llagas) relacionadas con dientes rotos o parcialmente destruidos o con alguna prótesis removible y, sobre todo, si le duran más de 15 días
  • Si nota que le han menguado las encías o se le han alargado los dientes
  • Si se le forma mucho sarro
  • Si le duelen los dientes espontáneamente o al masticar
  • Si tiene en los dientes sensibilidad dolorosa con el frío o con zumos, ensaladas o dulces
  • Si tiene restos de raíces dentarias en su boca
  • Si tiene alguna enfermedad que pueda repercutir sobre su salud bucodental o viceversa, como diabetes, problemas de corazón o de coronarias, arterioclerosis, etc.
  • Si fuma, especialmente si fuma mucho (más de 20 cigarrillos ó de 2 puros ó de 2 pipas al día)
  • Si bebe alcohol todos los días (aunque sea poco)
  • Si tiene frecuentemente o ha tenido herpes o “calenturas” en los labios
  • Si tiene mal olor de boca con frecuencia
  • Si hace más de un año que no va al dentista